Universitarios revisaron estructuras dañadas tras sismo de septiembre

  • Durante tres días colaboraron con especialistas de la UNAM y la Conapred
  • “Era mucho más de lo que esperábamos”, estudiantes de Ingeniería Civil región Poza Rica-Tuxpan

 

Estudiantes de Ingeniería Civil viajaron a la Ciudad de México para participar en la revisión de edificios después del sismo

Alma Celia San Martín

13/11/2017, Poza Rica, Ver.- Estudiantes de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Veracruzana (UV), región Poza Rica-Tuxpan, coincidieron en que haber participado en las labores de evaluación de los edificios siniestrados en la Ciudad de México después del sismo del 19 de septiembre fue una experiencia enriquecedora que les permite centrarse en la realidad al ser mucho más de lo que esperaban.

Edgar García Velázquez, Edgar Arnoldo Barrios Omaña, Roberto Vera Hernández, Cristopher Vargas Castillo, Víctor Severo Hernández Cruz y Oscar Elías Fuentes Hernández, alumnos del séptimo semestre, participaron del 22 al 24 de septiembre en labores de verificación de la estabilidad de estructuras dañadas por el sismo.

García Velázquez comentó que a pocos días de haber ocurrido el siniestro en la Ciudad de México se enteraron de una convocatoria de la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para estudiantes que acompañaran a profesionales en la revisión de las estructuras.

Señaló que informaron de su interés al director de la Facultad, Juan Pérez Hernández, e inmediatamente enviaron la solicitud y una vez recibida la respuesta viajaron a la Ciudad de México para ser capacitados en la evaluación de estructuras por parte de catedráticos de la UNAM.

Edgar García comentó que para ellos fue una experiencia muy enriquecedora porque tuvieron la oportunidad de aprender sobre el tipo de fallas, cómo identificarlas, cómo realizar los registros y la manera en que se les da seguimiento, el llenado de formatos.

Fue una experiencia muy enriquecedora, coincidieron los alumnos de Ingeniería Civil

“Al principio íbamos con poco de miedo, pensando en la situación de cómo estaban, no sabíamos exactamente con qué nos íbamos a topar. Después del curso tuvimos claro que nuestra labor sería realizar una evaluación del estado de los edificios y viviendas, en Tlatelolco y en la Delegación Cuauhtémoc.”

Por su parte, Oscar Elías Fuentes Hernández dijo que aun cuando fue una experiencia muy importante para ellos como futuros profesionistas, estaban conscientes del riesgo que implicaba. “En una ocasión estábamos en un edificio de 11 niveles y sentimos cómo se movió, bajamos de inmediato y observamos cómo se desprendió tierra de la pared”.

Comentó que después de la capacitación fueron enviados al centro de la ciudad, en donde aplicaron sus conocimientos haciendo una inspección de las estructuras. Fue muy importante observar que aunque existe un reglamento de construcción, la mayoría de las veces se edifican viviendas de acuerdo a la experiencia del constructor, en esos casos se debió demoler la edificación porque podría colapsarse y generar mayores riesgos para los habitantes de la mismas.

Coincidieron en que esta experiencia les permitió en primera instancia poner en práctica los conocimientos adquiridos y tener una mayor visión de la ética profesional para prevenir catástrofes y sobre todo haber obtenido más herramientas.

Es importante el cumplimiento del reglamento de construcción por parte profesionales de este ramo para realizar de manera correcta el trabajo que les corresponde.