Investigador español hizo un análisis histórico del Parlamento Europeo

  • Es importante que los tres poderes no invadan sus funciones, explicó en la Facultad de Derecho

José Antonio Escudero López durante su conferencia magistral. Le acompañan Petra Armenta, José Luis Cuevas, Salvador Valencia y Alberto Islas

José Luis Couttolenc Soto

Xalapa, Ver., 15/09/2017.- Es sumamente importante que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial estén separados, que no se mezclen, “porque si un poder invade las funciones del otro se produce la tiranía y el desgobierno”, sostuvo José Antonio Escudero López, historiador del Derecho y presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación Española, quien ofreció la conferencia magistral “Los orígenes de las asambleas parlamentarias en Europa” el lunes 11 de septiembre en el Aula Magna “Guillermo Ortiz Mayagoitia” de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana (UV).

José Antonio Escudero asistió invitado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) en coordinación con la dirección de la Facultad, contribuyendo así a la formación profesional de los estudiantes del programa educativo, y al mismo tiempo propiciando la reflexión y la discusión en la comunidad académica jurídica.

El ex senador y ex diputado del Parlamento Europeo (PE), en donde permaneció 12 años, expresó que en Europa se sentó una doctrina que hoy en día constituye un dogma político que el mundo acepta en teoría, pero en la práctica se hace otra cosa distinta.

Se acepta, dijo, la tesis general del Barón de Montesquieu, “que hay tres poderes: el que gobierna, que es el Poder Ejecutivo; el Poder Legislativo, que hace las leyes y controla al primero, y el Poder Judicial, que es el que resuelve los conflictos. Y es importante que los tres ejerzan por separados sus funciones”.

Recordó que históricamente, desde la Edad Media, los tres poderes provenían de las curias regias (consejo real o corte real), y los reyes gobernaban con dos tipos de éstas: la reducida, conformada por nobles y eclesiásticos que vivían en el palacio con el rey; y la extraordinaria, que integraban los burgueses –comerciantes– que representaban a la ciudad, y de ahí daban origen a las asambleas representativas o parlamentos.

Explicó que esta mezcla representativa significó que las curias extraordinarias se quedaran solas, ya que a finales del siglo XVI los nobles y eclesiásticos decidieron abandonar las cortes en España y el Parlamento en Inglaterra.

Para el siglo XX la constitución española de 1978 significó un ensayo para una constitución de consenso, y las grandes reformas que se le hicieron fueron producto del acuerdo y la negociación de los principales partidos políticos.

En su trabajo de análisis histórico, Escudero López establece que la monarquía parlamentaria expone la decisión del constituyente de 1978 para establecer esta forma de gobierno, y pone de manifiesto que la monarquía parlamentaria era un concepto preexistente.

Finalmente, mencionó que por lo general la asamblea parlamentaria se reúne durante una semana en la ciudad francesa de Estrasburgo, en tanto las 10 comisiones permanentes se reúnen durante todo el año para preparar informes y proyectos para soluciones en los campos de sus respectivas competencias.

En la conferencia magistral estuvieron presentes el ex rector de la UV, Salvador Valencia Carmona; los directores del IIJ, Petra Armenta Ramírez, y de la Facultad de Derecho, José Luis Cuevas Gayosso; el abogado general de la UV, Alberto Islas Reyes; la secretaria del Ayuntamiento de Xalapa, María Amparo Álvarez Castilla; presidentes de asociaciones, barras y colegios de abogados, así como docentes y alumnos de la Facultad.