Empresarios y académicos llaman a fortalecer relación comercial con China

  • Aníbal Carlos Zottele Allende añadió que las universidades juegan un papel fundamental en las relaciones internacionales, pues enseñan los idiomas, la cultura, la historia y más
  • En Latinoamérica el primero que reconoció a la República Popular China fue Cuba, seguido de México

México fue de los primeros países de América Latina que reconoció a la República Popular China

Karina de la Paz Reyes Díaz

Xalapa, Ver. 14/02/2017.- En la ceremonia conmemorativa por el 45 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y China, académicos y empresarios se pronunciaron por rescatar esta tradición que data del siglo XVI, pues un país no puede depender exclusivamente de las relaciones económicas y comerciales que mantenga con otro, sino establecer una mirada multilateral.

El 14 de febrero de 1972 ambos países entablaron vínculos diplomáticos, y desde esa fecha han recorrido una intensa agenda de cooperación y amistad en torno a los temas centrales de la política y la economía mundiales, por ello el Centro de Estudios China-Veracruz (Cechiver) de la Universidad Veracruzana, la Cámara de Comercio de México en China (Mexcham) y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación en Xalapa (Canacintra) desarrollaron un acto conjunto para conmemorar la fecha.

El coordinador del Cechiver, Aníbal Carlos Zottele Allende, rememoró que en aquella época, México fue de los primeros países –sólo después de Cuba– que reconoció a la República Popular China como único representante de aquel país.

Recordó la guerra civil china, que inició en 1927 y en la que se enfrentaron los nacionalistas y los comunistas, liderados por Chiang Kai-shek y Mao Zedong, respectivamente. Tras la victoria de los segundos se instauró la República Popular China en 1949, sin embargo los adversarios se refugiaron en Taiwán, donde fundaron la República de China.

“Muchos países del mundo, al ser el Partido Comunista chino el que tomaba el poder, escogieron a Taiwán como el representante legítimo de China”, relató. No obstante, en Latinoamérica el primero que reconoció a la República Popular China fue Cuba, seguido de México. “Éste es un hecho auspicioso que allá se recuerda con mucho aprecio y fue un hecho que abrió las puertas para muchas actividades conjuntas”.

En China se recuerda con mucho aprecio que México fue el segundo país de AL que reconoció a la República Popular China: Aníbal Zottele

Pero las relaciones entre China y México se remontan incluso a las primeras décadas después de la conquista de Tenochtitlán, con la llamada Nueva España, aclaró el académico. “Recordemos el Galeón de Manila y la Nao de Acapulco (que inició servicios en 1565), que traían productos de la región de China, entre otras regiones del área de las filipinas‑ y llegaban a Acapulco. Estos productos por tierra se iban hasta el puerto de Veracruz y de ahí salían hacia los puertos españoles. Entonces, la relación es muy antigua”.

No obstante, añadió, las relaciones diplomáticas tienen un papel central, porque hablan de la historia moderna de ambos países, y “lo conmemoramos porque pensamos que ese hecho histórico tiene más significación y más valor conforme se rediseñan aspectos de la política exterior de México”.

La situación actual es coyuntural, dijo Zottele Allende, y exhibe que “un país no puede depender exclusivamente de sus relaciones económicas y comerciales de otro, sino que tiene que establecer una mirada multilateral.

”Ahora todo el mundo habla de la diversificación de las exportaciones. Es un hecho real del que nosotros estamos hablando desde hace muchos años y las relaciones con China son una puerta que se abrió hace muchos años y se está profundizando para que México encuentre opciones de orden comercial, económico y político.”

Si bien, en alguna época de la relación México-China se generó una competencia conflictiva, ésta dio lugar a una asociativa, porque el mercado chino es una oportunidad, en la medida que crece la clase media y por ende consume más productos importados de alta calidad. “México puede ser un oferente privilegiado”.

El vicepresidente de la Mexcham, Juan Manuel García González, lamentó el rezago comercial entre México y China

Para el Coordinador del Cechiver, la gran crisis que plantea el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, a partir de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, es una gran oportunidad para que México diversifique sus exportaciones y destine una parte importante de sus ventas a mercados que ha tenido descuidados. “Siempre digo que México no sólo tiene déficit con China, su déficit es con todo el sudeste asiático”.

Destacó que precisamente las universidades juegan un papel fundamental en las relaciones internacionales, pues enseñan los idiomas, la cultura, la historia y más.

En tanto, el Vicepresidente de la Mexcham, Juan Manuel García González, lamentó que México esté rezagado en lo que a las relaciones México-China se refiere, pues no tiene una agenda clara. Por ello, solicitó acciones contundentes y comprometidas que, en ese sentido, favorezcan al sector empresarial mexicano.

La ceremonia tuvo como sede la Mexcham, y también estuvieron presentes el director de ProMéxico Veracruz, Luis Manuel Cuevas Padilla; el director de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Xalapa, José Murad Loutfe Hetty; el director general de Agricultura y Fitosanitaria, Gerardo Hernández Martínez; el director de Fondo Verde Veracruz, Héctor Hernández Andrade, entre otros empresarios.

En el evento también participaron académicos como la investigadora del Instituto de Artes Plásticas, María Teresa González Linaje, y el investigador del Cechiver, Mario Alberto Santiago Mendoza.